Es probable que China recorte las importaciones de soja en más de 10 millones de toneladas este año, gracias a la nueva tecnología de harina de soja y el uso de suplementos como semillas de girasol y semillas de palma, informó el lunes el medio estatal Economic Daily. El uso de fórmulas bajas en proteínas en la alimentación animal podría reducir la demanda anual de harina de soja de China en un 5-7 por ciento, equivalente a unos 5 millones de toneladas de soja, dijo el periódico citando a Yin Yulong de la Academia de Ciencias de China