Por la Ing. Agr. Marianela De Emilio

INTA Las Rosas 

Estados Unidos históricamente es el principal productor de maíz, culturalmente la preferencia productiva se vuelca a maíz versus soja, sin embargo la historia reciente pesa sobre el productor por los bajos precios alcanzados en 2017. A esto se suma, o resta, las nuevas políticas del presidente de este país, que afectaría en el mediano plazo los precios de los granos en Chicago, y por derrame en nuestro país.

Siembra Estados Unidos 2018/2019: Uno de los indicadores que sigue el productor estadounidense, para determinar que superficie destinara a la siembra de soja y maíz, es la relación de precios soja/maíz, bajo la premisa de que los rendimientos de maíz duplican o triplican los de soja, siempre que la relación de precios de soja supere el doble de precio que maíz, convendrá sembrar más soja que maíz. Veamos cómo va el grafico según los precios continuos de soja y maíz en Chicago, desde Marzo del 2017 hasta ahora. 
 IMG-20180319-WA0005

Fuente: De Emilio, en base a datos del CFTC

Los Fondos de Inversión: Los inversores también miran que pasó y que seguirá pasando con soja y maíz. La sequía en Argentina acelero compras de contratos durante los primeros dos meses del año, pero, una vez tomado el recorte de volumen proyectado por nuestra sequía, algo que pesa en el corto plazo es la menor demanda internacional sobre soja estadounidense 17/18, que pasó de 61 millones de toneladas a 56 desde Septiembre del año pasado hasta Marzo de este año, mientras Brasil creció en el mismo periodo de 64 a 71 millones de toneladas en sus exportaciones. Si de maíz hablamos, vemos que el volumen 17/18 proyectado pasó de 47 a 57 millones de toneladas.

El siguiente gráfico nos muestra como desde Enero 2018 hasta hoy los contratos de soja como de maíz han sumado más compras que ventas, con expectativas alcistas, pero maíz con mayor fuerza que soja, la que en las últimas dos semanas tiende a frenar su crecimiento de compras, y, según el volumen que vaya ratificando Brasil podría revertirse y comenzar a vender, causando ajustes bajistas en el corto plazo. 

IMG-20180319-WA0006Fuente: De Emilio, en base a datos del CFTC

Conclusiones: Los precios bajos del año pasado no dejaron al productor estadounidense muy holgado financieramente, por lo que sembrar más soja podría ser una opción tanto por costos como por la buena relación de precios, sumado esto a la pérdida de protagonismo exportador en soja, los stocks finales 18/19 para este país podrían abultarse y presionar los precios actuales y futuros desde Chicago.

Nuestra situación financiera tampoco será la mejor este año, con recortes de volumen en gran parte de nuestra superficie, y precios de soja que no se avizoran al alza en forma sostenida para el corto y mediano plazo, es momento de replantearse los pasos dados, y agudizar el ingenio para tomar decisiones comerciales y financieras que cubran la renta de la 17/18 y permitan una apertura de la 18/19, sin descapitalizarnos en el intento.