El 6 de agosto es el día del veterinario en la Argentina porque fue ese
día en 1883 cuando se inauguraron las clases del Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria, en el predio de Santa Catalina en la localidad de Llavallol, provincia de Buenos Aires.
No había muchos interesados y apenas se inscribieron tan sólo tres alumnos (Chevallier, Agote y Martínez).
Los veterinarios en todo el territorio nacional (diplomados en el extranjero)
no pasaban la treintena.
Hoy las cosas han cambiado.
Según un censo realizado a mediados de 2010 por el Periódico MOTIVAR existirían unos 18.524 profesionales que se desempeñan activamente en nuestro país, información que surge de las matrículas vigentes en cada uno de los colegios y consejos de veterinarios de la Argentina.

Saludamos a todos los veterinarios en su día, especialmente al Dr. Pablo Salvador que desempeña su actividad en GEA.