Indicadores de Escala Global

Si bien el Pacífico central presenta condiciones de neutralidad, hay consenso en los modelos de pronóstico del fenómeno ENSO, de que el mismo evolucionará hacia un patrón cálido, el cual se sostendría durante todo el semestre cálido. Es decir, *es incipiente pero muy probable el desarrollo de un Niño para la presente campaña de granos gruesos. También hay que decir que todos los modelos de pronóstico convergen sobre un nivel de intensidad que califica como débil.

El océano Atlántico no presenta anomalías destacadas. Aparece un calentamiento, pero es poco influyente por el momento, salvo que se potencia durante la primavera, algo que por lo pronto no está previsto. La situación igualmente puede favorecer la mitigación de los enfriamientos tardíos en el sudeste de BA

Indicadores de Escala Regional

La circulación del este se ha comenzado a imponer con eficiencia. La misma debería favorecer la acumulación progresiva de humedad y la mejora del patrón pluvial sobre el oeste. Si bien esto será progresivo, no hay indicadores que permitan anticipar un estiramiento de la estación seca sobre la franja mediterránea.

*CONCLUSIONES*

De acuerdo al diagnóstico climático del último período y al análisis de los principales indicadores de escala global y regional, proyectamos el siguiente comportamiento pluvial y térmico para el próximo bimestre:

1. Los pronósticos del ENSO siguen apuntando a un calentamiento leve para el desarrollo de la primavera, posiblemente para todo el semestre cálido.

2. Se esperan lluvias normales o ligeramente por encimas de las mismas para el trimestre septiembre noviembre. No se esperan sobreofertas de agua sobre la franja mediterránea.

3. Las temperaturas tenderán a mostrarse en valores normales o con desvíos positivos, con baja chance de que se concreten heladas tardías.