por Pablo Adreani

La exportación y la molinera buscan cerrar negocios, mientras la oferta de trigo aparece en cuentagotas.

LUNES 30 DE ABRIL

El arranque de la siembra del trigo de invierno en Estados Unidos, principalmente en los estados de Kansas, Oklahoma y Texas, ha sido uno de los peores de los Últimos años. Al atraso en las siembras por falta de humedad se suman la prolongación de la actual sequí­a y las muy bajas temperaturas para la época, que ya están generando un impacto negativo en los potenciales rendimientos esperados.

Un indicador muy realista, a la hora de estimar el volumen de producción probable para la próxima cosecha de trigo estadounidense, es el informe que semanalmente publica el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) sobre el estado de los cultivos y la evolución de la cosecha.

Estamos en plena etapa de evolución de los cultivos de trigo de invierno y la evaluación de su estado es factor relevante para poder predecir cómo vendrá la cosecha. En este sentido los tres estados que peor condición muestra son Kansas, Oklahoma y Texas; en estos dos últimos 30 por ciento de los cultivos se encuentra en condición “muy pobre” y un 32 por ciento en condición “pobre”. Es decir que 62 por ciento de los cultivos en estos últimos dos estados pasan por una condición de pobre a muy pobre. En el estado de Kansas, 14 por ciento de los cultivos está en condición “muy pobre” y 32 por ciento en condición “pobre”. Solamente uno por ciento está en estado excelente y 11 por ciento en estado bueno.

En el análisis global, solo cinco por ciento de los cultivos de trigo de invierno están en condición excelente, contra ocho por ciento en igual momento de la cosecha anterior.

En este año, 26 por ciento de los cultivos están en condición “buena” mientras que en la campaña anterior 2017/18 llegaba al 46 por ciento.

Hay también demora en el avance de las siembras del trigo de primavera, que llegaba al tres por ciento a mediados de abril, contra 12 por ciento de un año atrás. Un atraso muy significativo que colabora a echar más leña al fuego a un mercado que muestra síntomas de seguir afirmándose.

Los precios

La posición de trigo mayo en Chicago está cotizando a 174 dólares la tonelada, mientras que la posición diciembre cierra a 194 dólares, con un pase nada despreciable de 20 dólares que consolidan la actual firmeza del mercado.

Al análisis de la situación de los cultivos de trigo en Estados Unidos debemos evaluar qué está sucediendo con los cultivos en la Argentina. Venimos de una prolongada sequía que tuvo efectos negativos sobre los cultivos de trigo, principalmente durante el mes de enero pasado, reduciendo los rendimientos y provocando una fuerte caída en la producción.

Pasado el primer trimestre poscosecha del cereal, el productor no muestra ninguna voluntad para vender trigo disponible.

Tanto la exportación , que debe buscar cumplir con la demanda de trigo de Brasil, como el consumo de harina en el mercado interno, donde los molinos necesitan comprar por lo menos 3 millones de toneladas durante los próximos cuatro meses, son los principales fogoneros de la firmeza que registra el mercado disponible.